El sexo en los Pacientes de Cáncer

“Las personas con cáncer no tenemos porqué renunciar al sexo”. Así, reconoce un paciente la importancia de no dejar de lado esta faceta vital, ni siquiera, “en los momentos más duros de la enfermedad”. La clave de todo, dice, está en la innovación: “Hay que tener la mente abierta, comunicarte con tu pareja, buscar, indagar y descubrir juntos cosas nuevas. Porque la sexualidad es mucho más que un coito”. El doctor Ignacio Moncada, Jefe de servicio de Urología del Hospital de la Zarzuela afirma que los hombres dan al sexo un 83% de importancia y las mujeres un 63%. “Probablemente, el porcentaje de las mujeres sea más alto, sólo que les cuesta más reconocerlo”, matiza el doctor. Por ello, con estos datos en la mano y con la acepción que dio en el año 1974 la Organización Mundial de la Salud (OMS) a la sexualidad como un derecho básico del individuo, Moncada apunta que la vida sexual no se debe abandonar nunca. “Hay que estar más cerca de nuestra pareja, el calor y el contacto es vital”, subraya. En la misma línea se expresa el doctor Ignacio Cristóbal, jefe del servicio de Ostetricia y Ginecología del mismo hospital, asegurando que la sexualidad es una parcela muy importante de la vida queafecta a tanto a la calidad de vida del individuo como a la de la propia pareja. Por ello, anima e invita a los pacientes de cáncer y sus parejas al contacto físico, porque dentro de la sexualidad, “se pueden hacer muchas cosas. Atrás quedaron los tiempos donde todo era pecado”, reconoce el doctor. De este modo lo entiende la ‘Escuela de pacientes y familiares’ que imparte desde marzo, en el Hospital Sanitas de la Moraleja, unos talleres grupales con la filosofía de: “Tratar a pacientes con cáncer, no el cáncer”. El objetivo, asegura a ELMUNDO.es Margarita Feyjóo, Jefa de servicio de Oncología de dicho hospital y promotora de este proyecto, es combatir la parte más emotiva y personal de la enfermedad. Una de ellas es la sexualidad. Pero, ¿cuáles son realmente los miedos que tienen los pacientes en torno a ella? Las mujeres temen, fundamentalmente, el abandono de sus parejas y no volver a ser las mismas de antes. Por su parte, los miedos más comunes en los hombres son los problemas de erección que puede haber tras la cirugía y la preocupación por las secuelas físicas. Pero hay un temor o una inquietud aún mayor que es común tanto en hombres como en mujeres: el no volver a sentir placer.